EL SIMBOLISMO EN LA LLAMADA DE LA PROFUNDA GARGANTA

Obra de Nieves Prat

El simbolismo decía Moréas es enemigo de lo didáctico, de lo declamatorio, y sobre todo, de las descripciones objetivas, oponiéndose a todo género de realismo, centrándose en una concepción del mundo como misterio. Para llegar a él, el escritor debe alterar la inteligibilidad y hacer de la obra algo sugestivo, algo que penetre en los dominios del lector y llegue al subconsciente.

Por eso, el símbolo es una figura real, que además de lo que representa en sí, siempre desarrolla la función de evocar, de traer a la mente algo distinto. Sin duda, es algo figurativo. Es un elemento con una amplia significación y que llega a representar la misma esencia de las cosas, la esencia de eso manifestado y expresado por el autor, es en definitiva, una forma de mostrar una compleja realidad..

Por todo lo dicho, se trata de una aprehensión de la realidad por parte del lector a través de los sentidos. Es la aprehensión de la totalidad; es decir, la palabra, la frase, el texto, sólo interesa por su afán sugerente.

Si analizamos la definición del diccionario, podemos observar que nos lo describe, como la representación sensorialmente perceptible de una realidad en virtud de los rasgos que se asocian con ella.

Esto es lo que he querido dejar plasmado en la novela de “La llamada de la profunda garganta”: un simbolismo profundo y continuado, desde el significado de la hendidura profunda, la misma garganta y su llamada, los personajes de Zajhíra, Fernando e Ighor, por no decir la recreación fantástica de Alfa y Omega en su mundo irreal, pero pleno de contenido, e incluso, su aparente trágico destino.

1 Comment

Filed under Novelas

One Response to EL SIMBOLISMO EN LA LLAMADA DE LA PROFUNDA GARGANTA

  1. Jorge Varas

    De nuevo me satisface leer estas reflexiones, porque tienen una vocación ensayística, género tan valorado por Adorno por sus posibilidades para reorganizar cuestiones estéticas y epistemológicas. Además permite desafiar lo conocido y de ese modo afectar a su receptor, animandole al desarrollo de sus habilidades críticas y al abandono de las posiciones asumidas.
    En ese sentido no acabo de entender a Moreas, pues por muy simbólica que pueda ser una novela o una pintura, por mucho que conecten con mundos que no tienen nada en comun con la realidad, o que relacionen ideas con imagenes aparentemente desvinculadas, creo que estas prácticas procuran una expansión del conocimiento. Un conocimiento que aunque sea incomprensible siempre es interpretable y por lo tanto según mi parecer capaz de afectar al complejo socio-cultural.
    Pero continuaremos contrastando pensamientos el dia 1.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *