NAVIDAD 2016

Un año más se nos echa encima casi sin pensarlo, como sin esperarlo, de forma imprevista y como avasallándonos, deseando hacerse presente en nuestras vidas la Navidad.

Un año más, después de muchas vicisitudes de toda índole, encuentros más o menos venturosos, desavenencias y sin sabores en todos los ámbitos de la vida nos enfrentamos a un serio examen de conciencia al finalizar 2016, un examen minucioso y profundo, un examen pleno de festividad y alegría.

Un año más, con alegría e inmensa felicidad nos aproximamos a unas fiestas entrañables, de vacaciones para los más chicos, de festividad y celebraciones para los más mayores, de sosiego y paz como cantamos y recitamos en saludos, en felicitaciones y para bienes, en abrazos de bienvenida o en despedidas para todos en general, donde nos sentimos hermanos, donde surge desde lo más íntimo un deseo profundo de abrazar, de besar al otro y decir con énfasis ese formulismo que muchas veces recitamos, pero, en esta ocasión, sincero y espontáneo, honrado y de corazón de : Feliz Navidad, Feliz próximo año 2017, añadiendo a continuación aquello de que “sea mucho mejor, más saludable, con más éxito, trabajo y salud que éste que a punto está de concluir, sobre todo, con paz, paz en el mundo. ¡Qué difícil, verdad!

Deseo desde aquí, que sean unas fiestas generosas, unas fiestas donde tenga muchísimo valor una sonrisa, donde sepamos apreciar al otro, comprender sus necesidades, intentar dentro de nuestras posibilidades ayudar, admirar y valorar a cuantos se encuentran junto a nosotros, a aquéllos con quienes nos cruzamos en nuestro camino, a aquéllos que caminan en nuestra misma dirección, hombro con hombro, o que vienen de frente con la mirada hundida sin atreverse a levantar la vista del suelo, tristes, sin esperanza, sin posibilidad de soñar con un mundo mejor, un mundo que le consuele, que le sea amigable y en el que de alguna manera vuelva a encontrarse consigo. Feliz Navidad para todos, pero, de manera muy especial y con el mayor de los cariños para quienes están más necesitados.

Un año más, como años pasados, comenzamos nuestra Navidad presenciando la representación de “El Belén viviente de Anchuelo”, disfrutando y saboreando con intensidad cada una de aquellas escenas que conmemoran el acontecimiento, el misterio, interiorizando cada una de las frases que los interpretes pronuncian, cumpliendo con la mayor exactitud aquellas palabras con las que María se despide de los que van a visitarla, a adorar al niño en el pesebre y a ofrecer su calor, aquellas palabras con las que acaba la escena y en realidad la representación:

“Os deseamos, el niño, José y yo misma un mundo lleno de paz, amor y justicia, donde la miseria y el hambre desaparezcan, triunfando la generosidad. El Niño Dios os bendiga a todos y a vuestras familias. ¡Feliz Navidad! Felicitad en nuestro nombre a cuantos encontréis en vuestro camino”.

 

 

1 Comment

Filed under Autor

One Response to NAVIDAD 2016

  1. Mª BEGOÑA RUIZ RGUEZ.

    Para José Luis y familia: Mi más sincero deseo para estos días y el ya próximo año 2017 de un trabajo bien hecho, éxito, paz, justicia y amor.
    Con cariño y muchas gracias. Begoña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *