EL TERCER QUIJOTE

Por un momento llegué a pensar que el mismísimo Cervantes había vuelto a la vida, que se encontraba entre nosotros de nuevo dando vida a sus geniales personajes; más tarde, comprendí que no era un solo Cervantes sino cientos de pequeños Cervantes, quienes se atrevían a dar vida a los más importantes personajes a través de nuevas rutas, era como si numerosos Cervantes pequeños hubieran resucitado y con él sus míticos personajes. Mi felicitación más sincera a cada uno de ellos y ellas, mi enhorabuena a sus profesores y profesoras. ¡Ánimo! Vosotros sois capaces de ir mucho más lejos aún.

Quiero desde estas líneas felicitar a quien tuvo tan brillante idea, como brillante es la participación de todos los escolares de los veintisiete centros de nuestra ciudad que han intervenido en su recreación, así como al grupo de escritores Literaria XXI, sin olvidarme de la Concejalía de Educación, sin duda responsable de coordinar este magnífico proyecto para culminar la celebración del IV Centenario de la muerte de Cervantes, sin obviar a nuestra máxima autoridad local, el señor alcalde de nuestra ciudad. ¡Un buen final para el IV Centenario de la muerte de nuestro ilustre y genial conciudadano!

Ciertamente esta idea no es nueva en su totalidad, aunque si va mucho más allá: ya en el año 2005, año de la celebración de la primera parte de El Quijote, el llamado Quijote de 1605, los niños y niñas  de los colegios de Primaria de nuestra ciudad hicieron una copia manuscrita de la primera parte de El Quijote con la decoración de la primera letra de cada capítulo.

En el año 2015, a propósito de la conmemoración de la segunda parte de El Quijote, los alumnos y alumnas de los centros de Alcalá de Henares volvieron a deleitarnos con la copia manuscrita de la segunda parte, añadiendo a la decoración de la letra primera de cada capítulo dibujos de escenas de El Quijote y de sus principales personajes.

Este año, con la celebración del IV Centenario de la muerte de Miguel de Cervantes, el esfuerzo ha sido mucho mayor, más interesante y más imaginativo, pues se ha utilizado la creatividad, la capacidad literaria de unos niños y niñas, su ilusión desmedida por emular a nuestro genial autor con la ayuda y apoyo de sus profesores y el grupo de grandes escritores de Literaria XXI, para recrear un  viaje por las ciudades Patrimonio de la Humanidad pleno de aventuras, de emocionantes episodios e intriga humorística, siguiendo el estilo cervantino, al menos, para los que hemos tenido la suerte de leerlos y saborearlos disfrutando de su lectura.

Personalmente me encuentro entusiasmado por la capacidad literaria de estos pequeños Cervantes, convertidos en grandes creadores siguiendo los pasos de Miguel de Cervantes, inspirados en su obra, emulando y contando las gestas de los dos geniales protagonistas: Don Quijote y Sancho, sin olvidar a la singular y bellísima  Dulcinea del Toboso, al caballo Rocinante y al burro Rucio.

Parafraseando a nuestro Alcalde: “un singular proyecto, en una singular aventura, concebida por autores singulares”, y según nuestra concejala de educación: “amistad, solidaridad, perseverancia o tesón son cualidades reflejadas en cada uno de los episodios que se narran, siendo la prevalencia de estas virtudes uno de los objetivos principales perseguidos en este proyecto”.

Concluyo con las palabras de nuestro señor Alcalde deseando que se hagan realidad: “¡ojalá! que nuevos proyectos, tan estimulantes como éste, nos ayuden a la vuelta de la esquina” y añado yo: ahora tenemos un buen motivo para hacer posible estas palabras con el Centenario de Cisneros que estamos celebrando: él fue el gran constructor y engalanador de nuestra ciudad, hagamos que cuantos hoy la habitamos nos sintamos orgullosos de su esfuerzo, su tesón y su amor por nuestra ciudad.

El Director de la Academia de la Lengua finaliza su prólogo con estas palabras del propio Cervantes: “Una de las cosas que más debe de dar contento a un hombre virtuoso y eminente es verse viviendo, andar con buen nombre por las lenguas de las gentes, impreso y en estampa; porque, siendo al contrario, ninguna muerte se le igualara”.

Bien contento estará nuestro autor y conciudadano con su publicación de “El tercer Quijote”, al comprobar como las futuras generaciones seguirán hablando bien de su obra y recordando su nombre para siempre. Seguro que  observará orgulloso, desde el atalaya de su casa, las constantes muestras de simpatía y cariño que grandes y pequeños, propios y extraños muestran, fotografiándose sonrientes entre las estatuas de sus dos grandes protagonistas, como recuerdo para su historia.

Gracias a mi nieto “Fer”, uno de los participantes en dicha recreación, uno de esos excelentes jóvenes émulos de Cervantes, cayó en mis manos y tuve la oportunidad de leer este “Tercer Quijote” que me ha hecho  una gran ilusión  mostraros y alabar el proyecto, animándoos a que mostréis interés por su lectura y por las aventuras de nuestros héroes reencarnados.

Leave a Comment

Filed under Sobre Literatura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *