EL ORIGEN DEL LENGUAJE HABLADO

Si nos preguntamos, cuál fue la génesis del lenguaje hablado; cuál el momento en el que el ser humano se atrevió a pronunciar por primera vez un sonido gutural con cierto sentido, creo que podríamos partir de la base, de la afirmación, de que el lenguaje hablado es correlativo a los útiles, que el ser humano comenzó a emplear alguna forma de lenguaje al mismo tiempo que aprendió a fabricar utensilios.

Obra de Nieves Prat

Seguro que algunos pueden tomar esta afirmación como algo banal y con poca consistencia. Sin embargo, se puede demostrar, siguiendo las investigaciones de los paleólogos, que el uso inteligente de la mano y la vista en la manufactura forma parte de la agudización general de las facultades que hicieron posible el leguaje hablado.

A pesar de todo, la génesis del lenguaje hablado sigue siendo una incógnita y algo, en principio, oscuro; pero, lo que si parece claro, es que sólo el ser humano entre los restantes vivientes y en diversos lugares lo consiguió, dando lugar a las variadas lenguas y formas de expresión oral gracias a su creciente poder cerebral y a la capacidad asociativa de su enorme y desarrollado cerebro.

Así, los paleólogos hablan y llegan a la convicción a través de sus investigaciones, de que el verdadero origen del lenguaje hablado, los primeros sonidos silábicos fueron emitidos como acompañamiento de gestos de las manos: muchas son las pruebas que dejan evidencia y constancia de ello, demostrándolo después la ciencia, dada la relación existente entre las manos y los labios.

Por consiguiente, siguiendo estas investigaciones, creo que podemos reseñar el proceso seguido: primeramente, sin duda, se debió iniciar con un gesto, dando luego lugar a una “holofrase” o conglomerado de sonidos silábicos sin sentido, probablemente, pero expresivas; después, seguiría una frase de símbolos sonoros; para finalmente, poco más tarde, iniciarse la sustitución de voces, más o menos acordes y desentonadas, por signos y palabras sistematizadas, dando lugar al pensamiento analítico, desarrollándose, a continuación, el lenguaje hablado con la sintaxis y el vocabulario. Ésta es la razón, de aquí surge la idea, de que el habla se inició, tiene su origen, a partir de un ademán.

El gran número de grupos idiomáticos encontrados después, vienen a confirmar lo ya expuesto: que las últimas fases de la evolución del lenguaje hablado ocurrieron en muchas sociedades a la vez, dando lugar a los grupos aislados o idiomáticos.

Nos surge ahora un nuevo interrogante. ¿En qué momento de la historia los seres humanos dieron estos primeros pasos? Como ya dijimos al principio, afirmación de la que partimos, lo más probable es que fuera desde los comienzos de la manufactura de utensilios. Es casi seguro, nos atrevemos a afirmar sin miedo a error, siguiendo las investigaciones de los más famosos paleólogos, que los seres humanos del Paleolítico se comunicaban a través de sonidos, por estructuras silábicas que expresaban acontecimientos o ideas totales.

Sabemos que en el Paleolítico Inferior se dio una gran lentitud en esta evolución, lo que se achaca a que el lenguaje hablado no estaba plenamente articulado, dado que el único útil era el hacha; en el Paleolítico Medio se produjeron algunos cambios, pero no lo suficientemente importantes; fue en el Paleolítico Superior donde hubo una rápida aceleración de útiles y de armas.

Según esto, parece ser que en esta época, el ser humano, por primera vez, se comprende y comprende su ambiente, establece lazos sucesivos para el inicio de una civilización, en la que el lenguaje hablado llegó al punto de identificar las cosas con un nombre, asignar nombres concretos a los útiles y a las cosas de su entorno y, con ello, la discusión elemental de ideas.

Es algo reconocido por todos los paleólogos, que en la última glaciación, los seres humanos aprendieron a hablar, ya con coherencia, entre ellos y a trasmitir a sus descendientes el saber acumulado.

Sin embargo, con todo, debemos de reconocer que los grandes avances se produjeron en el Neolítico, donde el lenguaje hablado y el vocabulario aumentaron con palabras nuevas e inventadas por los primeros oficios: alfareros, tejedores y demás especies.

Debetc considera que la relación entre el ser humano, su ambiente y las formas de trabajo social que se desarrollaron en el curso de esta relación, son fundamentales en la determinación del progreso del hombre o mujer primitiva en aspectos como la manufactura de utensilios y armas, la vivienda, la evolución del lenguaje hablado, la creación artística y hasta el nacimiento de la religión.

Fue, por consiguiente, por medio del trabajo como se modeló la conciencia del ser humano y como surgieron el lenguaje hablado y el arte.

Si tuviéramos que hacer una síntesis de lo hasta aquí expuesto, diríamos que cuerpo, mente y sociedad forman la trilogía de donde ha brotado la cultura y, por consiguiente, el lenguaje hablado.

1 Comment

Filed under Sobre Lenguaje

One Response to EL ORIGEN DEL LENGUAJE HABLADO

  1. Jorge Varas

    Interesantísima reflexión. Repensar la correspondencia entre el desarrollo de las diferentes capacidades humanas. Yo imagino a nuestros antecesores tratando de encontrar una conexión en los grafismos realizados sobre una superficie más o menos blanda, y ahora mientras leía el texto también les veía estableciendo una relación entre esos grafismos y los sonidos que tenían la capacidad de emitir. Efectivamente,las manos como han señalado eminentes estudiosos como Focillon, Pallasmaa o Richsrd Sennet ha jugado un papel fundamental en el desarrollo humano y creo que no valoramos la importancia que su uso puede tener en nuestro desarrollo conceptual y reflexivo. Me resulta muy significativa cuando pienso en este tema, la imagen del mono humanoide descubriendo la herramienta al copas de “Así habló Zaratrustra”. Me ha gustado mucho la lectura de este texto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *