Tag Archives: creacción literaria

LA CREACIÓN LITERARIA

            La pregunta que aquí nos formulamos y a la que esperamos dar una respuesta sencilla es ¿a qué debemos llamar creación literaria? o dicho de formas más breve: ¿cuándo un escrito podemos decir qué es realmente literario?.

            Si partimos de la etimología de la palabra literatura, comprobamos que ésta tiene su origen en el término latino “littera”, cuyo significado es: letra, signo, escrito literario, obra literaria, literatura. De donde debemos deducir sin más, que toda obra escrita es una obra literaria. Así lo entendieron los antiguos historiadores al incluir como obras literarias a tratados de juego, de agricultura, de leyes etc. Pero, ciertamente, junto a estas, también encontramos una serie de creaciones literarias no escritas, como es el caso de todo aquello que se transmitió de viva voz de generación en generación, como los romances y los cancioneros populares.

            Visto esto, de nuevo nos preguntamos ¿a qué llamamos creación literaria? Y rápidamente nos llega una respuesta: a todo aquello que intenta comunicar algo utilizando la palabra, los signos lingüísticos con conciencia artística.

            Aquí, nos surge una nueva expresión “conciencia artística”.

            La característica esencial de la literatura es el lenguaje, la palabra, los signos. El escritor puede usar este lenguaje y crear, crear una forma expresiva que le dé un alcance mayor. ¿es esto la conciencia artística?. Si lo analizamos en profundidad, vemos que en el fondo sigue vinculado a un sistema de signos, a la palabra. Ciertamente, a veces, leemos fragmentos de una obra literaria que en nada se diferencia del uso común.

            Quizá, aquí, radique el sentido de la creación literaria: el desviarse del uso normal, el hacer transgresiones al uso establecido, a la gramática, a la norma vigente de la lengua, el utilizar un lenguaje figurado.

            Toda obra literaria se caracteriza por el encuentro emisor (autor) – receptor (lector), quien puede ser contemporáneo o de épocas diversas; de la misma lengua o país o de países y lenguas diferentes; a veces, esto lleva a preguntarse al autor ¿para quién escribo?.  Aquí aparecería un elemento más: el mensaje (la obra). Éste, una vez publicada la obra, ya no puede ser rectificado, ni tener presente los distintos receptores, ya que el mundo, que la obra quiere transmitir, puede  no ser el mundo del lector.

            Por tanto, lo que caracteriza la creación literaria de la no literaria, no es su carácter de escrito, ni el hecho de ser algo inventado, ni su condición de palabra independiente; lo que caracteriza la creación literaria es el criterio de valoración.

            Toda obra escrita, que se sirve sólo de la palabra o que recurre a otros elementos de tipo complementario, sea cual sea el género, ficticia o no, puede empezar a ser considerada como literaria desde el mismo momento en el que se la reconocen unos valores positivos: valores estéticos, valores ideológicos, valores morales etc.

            Entramos en el terreno de la apreciación subjetiva, donde cada lector tendrá su propia escala de valores. Así, la pregunta con la que partimos: ¿a qué debemos llamar creación literaria?, se encontrará con las respuestas más diversas y contradictorias. Por eso, se habla de una literatura buena, frente a una mala, según los criterios utilizados o teniendo presente al receptor. Esto, sin contar con que toda obra por muy buena que sea, sufrirá un desgaste en el correr de los tiempos.

Leave a Comment

Filed under Sobre Literatura